Español English Português

clinica.veterinaria.chihuahua@gmail.com

Clinica Veterinaria Chihuahua
+34 914 252 294 / +34 609 664 871

Clinica Veterinaria Chihuahua

Educación

¿Que es la Lehismaniosis?

 Qué es la leishmaniosis:

 La leishmaniosis se puede considerar una enfermedad endémica en todos los países que rodean al Mar Mediterráneo incluido Portugal, además de afectar a todos los continentes a excepción de la Antártida, Australia y las Islas del Pacífico donde no se encuentra el vector (el flebotomo transmisor).

Biología del flebotomo:

Suborden: Nematocera

Orden: Díptera (moscas de 2 alas)
De las 800 subespecies de flebotomos 80 son probablemente probados vectores de la Leishmania. Estos vectores pertenecen al género Phlebotomus (Europa) y Lutzomyia (América).

Los flebotomos, conocidos vulgarmente como moscas de la arena, son insectos nocturnos, por lo que su momento de mayor actividad se registra al atardecer.
Entre otras características externas distintivas, destacan su cuerpo peludo y la posición de sus alas (en ángulo sobre el abdomen) cuando están en descanso. Esta postura cambia cuando se disponen a morder, momento en el que danzan en círculos alrededor de la parte del cuerpo del hospedador elegida para la picadura.
Los flebotomos se alimentan de fuentes naturales de azúcar, pero sus hembras se sirven de la picadura para poder madurar sus huevos en la sangre del hospedador, de lo que se deduce que los machos no pican.
La alimentación con sangre es precedida por la salivación en la piel del hospedador, ya que la saliva del flebotomo contiene anticoagulantes y vasodilatadores que facilitan la hemorragia.
La elección del hospedador varía con las especies, algunos se alimentan en un determinado rango de hospedadores mientras que otros se alimentan de cualquier mamífero, pájaro o reptil.

 

                      

 Ciclo de vida del flebotomo
El ciclo completo tiene una duración aproximada de 6 semanas
- Después de su alimentación con sangre la ovoposición ocurre en 4-8 días.
- Los huevos eclosionan después de 7-10 días.
- Se dan 4 fases larvarias
- Fase de pupa
- Después de 10 días los flebotomos emergen de la pupa. 

 

 

  

 

Patogénesis de la leishmaniosis canina

Bajo condiciones naturales, el flebotomo transmite un número bajo de promastigotes que son capaces de inducir la enfermedad. El curso de la enfermedad es dependiente del tipo de respuesta inmune del propio perro. La mayoría de los parásitos son destruidos por los factores del complemento, los promastigotes supervivientes se adhieren a las células de los macrófagos/monocitos por determinados receptores de adherencia. Después, los promastigotes son fagocitados y contenidos dentro del fagolisosoma y allí entonces se transforman en amastigotes no móviles. El parásito está protegido de la degradación dentro del fagolisosoma.
Después de la inoculación dentro de la piel, se inicia una respuesta inflamatoria local. En animales susceptibles la infección se extiende en pocas horas a los nódulos linfáticos, médula ósea y bazo. En los animales resistentes, los parásitos permanecen localizados en la piel.

Los perros que desarrollan un cuadro grave de leishmaniosis, han desarrollado una respuesta humoral (tipo Th2) contra el parásito. Durante la respuesta tipo Th2, los linfocitos T liberan citokinas, Interleucina-4, Interleucina-5, Interleucina-10 y transforman el factor de crecimiento B, lo cual previene a los macrófagos de destruir la leishmania. En estos animales existe un incremento en el número de linfocitos B y un descenso en el número de linfocitos T. El incremento en las células B produce cantidades excesivas de inmunoglobulinas no protectivas. Se forman complejos antígeno-anticuerpo (inmunocomplejos) que en la circulación producen los típicos síntomas de la enfermedad inmunocompleja.

La resistencia a la enfermedad está asociada con el desarrollo de una fuerte respuesta parásito-celular inmunoespecífica (respuesta Th1). En este tipo de respuesta, los linfocitos T activan a los macrófagos mediante la liberación de citokinas, interferon gamma y la interleucina-2. Estos perros frecuentemente presentan nódulos cutáneos, "chancra de la inoculación", en el sitio de infección.

En general, la leishmaniosis clínica canina es una enfermedad lenta y progresiva. La inmunosupresión puede promover infecciones concurrentes.

 

                      

                  Leishmaniosis difusa                               Leishmaniosis postular

 

Signos clínicos de la leishmaniosis

Los signos presentan una evolución lenta pero progresiva, con una pequeña o muy leve respuesta a los antibióticos o glucocorticoides.

Las lesiones cutáneas son las más comúnmente observadas en los casos clínicos. Dichas lesiones son usualmente simétricas, crónicas y no pruríticas. Comienzan por la cabeza y luego se extienden al resto del cuerpo. La ulceración crónica puede desarrollarse en la cabeza y extremidades.
La pérdida de peso y de apetito se va observando a medida que la leishmaniosis progresa. Existe frecuentemente atrofia de los músculos faciales.
Las lesiones oculares son variables. La blefaritis está asociada con dermatitis faciales en muchos casos.
El fallo renal se produce como resultado de la glomerulonefritis asociada a los inmunocomplejos.
La epistaxis está asociada con la inflamación y ulceración de la mucosa nasal. Un pequeño porcentaje de la diarrea del intestino grueso es causada por una colitis ulcerativa. En casos más avanzados, la disminución de la actividad física es evidente.

Diagnóstico de la leishmaniosis

Diagnóstico clínico
La leishmania no puede ser diagnosticada solamente mediante la observación de los signos clínicos por las siguientes razones:

  • Los perros examinados podrían estar aparentemente sanos. Estos animales podrían estar incubando la leishmaniosis (casos de prepatencia), permaneciendo asintomáticos de por vida o podrían curarse espontáneamente.
  • Cuando los signos clínicos están presentes no son específicos y pueden enmascarar otras enfermedades.

Se han descrito formas atípicas de leishmaniosis canina. Algunos casos presentan dermatitis localizada, colitis crónica y desórdenes de los sistemas cardiovascular, respiratorio y músculo-esquelético. Esto complica el diagnóstico clínico aún más.

Test de laboratorio
El diagnóstico definitivo de la leishmaniosis es difícil. Los signos clínicos son variables como hemos descrito anteriormente, la histopatología es similar a otras enfermedades inmunomediadas y no existe un test diagnóstico 100% específico disponible. En el diagnóstico final se deben tener en cuenta varios métodos diagnósticos diferentes.

Los métodos diagnósticos usados para la leishmaniosis son:
1. Parasitológico: examen microscópico y cultivo.
2. Serológico: detección de anticuerpos.
3. Molecular: amplificación del ADN del parásito.
4. Xenodiagnosis.

 Prevención de la leishmaniosis

Profilaxis
Existen diversos métodos de control de la leishmaniosis, algunos de ellos muy controvertidos a causa de su alto coste medioambiental:

  1. La completa destrucción del hábitat del flebotomo es la única forma permanente para el control del vector. Esto ha sido usado con éxito pero con un alto coste en ciertas áreas endémicas en la Unión Soviética.
  2. Se han aplicado rociadas o nebulizaciones en las casas afectadas. Esto es costoso y se debe hacer por períodos indefinidos.
  3. Redes de cama o cortinas impregnadas con insecticida.
  4. En las áreas donde los perros son el reservorio de la enfermedad, la eliminación de todos los perros o la caza selectiva de los perros seropositivos podría reducir la incidencia de la enfermedad pero son métodos inaceptables para el control desde un punto de vista ético.

Una forma más barata y efectiva de control, es prevenir la picadura de los flebotomos colocando a los perros collares impregnados con deltametrina (Scalibor® collar, Intervet). Scalibor actúa de forma prolongada como un almacén que libera deltametrina en la capa lipídica de la piel. Éste método no requiere un equipamiento caro o personal entrenado para su uso. Si lo combinamos con un buen programa público debería ser altamente efectivo. Para más información:  Scalibor

Ahora disponemos de un nuevo nivel de protección para los perros. Durante 20 años, los científicos han estado trabajando con tecnologías de vanguardia para proteger a los perros frente a este parásito mortal. Ahora, y por primera vez, hay una vacuna contra la leishmaniosis canina disponible en Europa. Para más información: " Vacuna Contra Leishmaniosis" 

 

 

 

 

Del 1 al 31 de marzo de 2017, presentamos nuestra campaña de leishmania, Sólo tiene que pedirnos cita y por 16 euros, le diagnósticamos si su mascota ha tenido contacto con el parásito, para más información de la oferta ver: http://www.clinicachihuahua.com/es/servicios-clinicos/campana-de-leishmaniasis/